¿Debo Contarle a Mi Pareja?

Es una pregunta importante que no tiene una respuesta sencilla. A continuación mencionamos algunas cosas que puede tomar en cuenta…

Es una pregunta muy importante, y podemos ayudarle a reflexionar sobre ella.

Lo que tiene sentido para usted depende de varios factores, especialmente los siguientes:

¿Qué tan reciente o larga es la relación?

Si la relación es reciente, es posible que la otra persona se asuste y se distancie seriamente.  Esto es especialmente cierto para los que creen en el mito de que la mayoría de las personas que fueron abusadas sexualmente abusarán a otros.

¿Han establecido ustedes una buena base?

Igual que al compartir cualquier otra información muy personal y sensible, es lógico esperar hasta que hayan establecido una buena base, se conozcan bien y  se tengan confianza mutua.

  • ¿La otra persona lo conoce bastante bien como para reconocer que esta información es importante, pero que no define totalmente quien es usted?
  • ¿Usted tiene suficiente información para saber si puede confiar en que la otra persona tendrá una reacción sincera y considerada?
  • Cualquiera que sea la reacción inmediata de la otra persona y comoquiera que usted responda a esa reacción, ¿indica su relación, hasta ese momento,  que podrán superar cualquier malentendido o sentimientos negativos?

Si la relación ha durado muchos meses, o hasta años, a lo mejor, usted tiene una buena idea de como reaccionará la otra persona.  Si no tiene idea, es posible que no se conozcan tan bien como usted pensaba, y puede ser que valga la pena que piense porque es así.

Si su relación está bien establecida, si usted tiene la plena confianza en que va a conseguir una respuesta de apoyo y si se siente listo para contarle a su pareja, entonces probablemente está bien que lo haga.  Sin embargo, es una buena idea pensar en como y cuando va a tratar el tema.

[La siguiente información solo está disponible en inglés] Contarle (o No) a Alguien Sobre lo que Pasó ofrece información útil y sugerencias que le ayudan a planear y maximizar las posibilidades de que todo vaya bien.

¿La otra persona tiene (o puede tener) una historia de abuso o trauma?

Es un arma de doble filo.  Si la otra persona ha admitido lo que pasó y ha logrado un progreso en entender y enfrentar los efectos, es más probable que dé su apoyo.

Pero si la otra persona no ha reconocido, ni admitido que el abuso le ha afectado negativamente,  entonces perderá el control o se enojará por tener que tratar con la experiencia de usted.  La reacción clásica que todos temen recibir es “Mira, yo lo superé, y usted también lo debe de hacer.”

Tome tiempo para entender sus propios motivos y metas.

Aún alguien que haya tenido un buen avance enfrentando su pasado complicado puede pensar, “Es suficiente con que tenga que enfrentar los efectos de mi pasado.  No puedo asumir los suyos, también.”

Si usted considera que esto es posible, es importante escoger un momento oportuno.  En general, no es una buena idea hablar sobre este tema cuando la otra persona se sienta estresada o abrumada sobre otras cosas de su vida, o sobre su relación con usted.  Si esa persona se siente bien y segura de sí misma, es menos probable que sienta abrumada por algo que usted le cuente.

Sin embargo, algunos hombres piensan “Quizá el hablar de esas experiencias nos podría ayudar” solo cuando la relación está pasando por una crisis.

Puede ser especialmente cierto si la crisis fue provocada por conductas que resultaron de las experiencias no deseadas o abusivas de la niñez.  Usted puede sentir que tiene que contarle a su pareja para que “entienda por qué hice eso” o para que se dé cuenta de que “He estado escondiendo un secreto que ha creado un muro entre nosotros.”

Aún, o especialmente en situaciones como estas, es mejor no contarle de un modo no planeado, o impulsivo.

¿Cuáles reacciones y metas espera tener a corto y largo plazo?

Es muy importante reflexionar sobre sus motivos y sus metas para relatar lo que pasó.  Cuando usted reflexiona sobre esto, puede darse cuenta que algunos motivos no son saludables y no ayudan, y algunas metas pueden ser no realistas y resultarán en una decepción o en algo peor.

Además, si usted realmente entiende para que quiera revelar esa información y cuales son sus expectativas, es más probable que lo haga de una manera más efectiva.

En algunos casos esto significa aceptar que usted tiene múltiples motivos y metas, y no todos son muy saludables.  Hay que hacer todo lo posible para que los motivos menos saludables no tomen el mando.

También puede significar que tiene que prepararse de antemano para una reacción que, de una manera u otra, sea decepcionante, porque sabe que  la otra persona probablemente no va a reaccionar exactamente como usted quisiera.

Por último, las reacciones inmediatas y de corto plazo pueden ser distintas a las reacciones de largo plazo.  Recordar esto le puede ofrecer una perspectiva útil antes y después de revelar lo que pasó.  Esto le puede ayudar a responder a cualquier dificultad inicial de  modo tal que resulte en algo positivo para la relación con el  transcurso del el tiempo.

Los asuntos y consideraciones clave, para revelar a alguien sus experiencias sexuales no deseadas o abusivas, se discuten en detalle en [La siguiente información solo está disponible en inglés] Contarle  (o No) a Alguien Sobre lo que Pasó.

Temas Relacionados